¿Qué es inclusión?

 

La Inclusión es un enfoque que responde positivamente a la diversidad de las personas y a las diferencias individuales, entendiendo que la diversidad no es un problema, sino una oportunidad para el enriquecimiento de la sociedad, a través de la activa participación en la vida familiar, en la educación, en el trabajo y en general en todos los procesos sociales, culturales y en las comunidades.

 

El reconocer que los seres humanos son distintos corresponde asumir una postura en la que todas las personas tienen el mismo valor independientemente de sus características, su forma de pensar y de ser en el mundo.

 

En nuestro país, aproximadamente el 30 por ciento de la población sufre algún tipo de discriminación, maltrato o segregación relacionado con su preferencia sexual, pobreza extrema u origen étnico.

 

Según datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México en el 2010, más de 40 por ciento de la población considera que no se respetan los derechos de las personas indígenas y 30 por ciento opina que no se respetan los derechos de las personas con rasgos físicos como el cabello, tono de piel o forma de la cara, diferentes a las de la población mayoritaria.

 

Otro segmento de la población es el de las personas con discapacidad que tradicionalmente ha sido  estigmatizado, rechazado por la sociedad y objeto de múltiples discriminaciones. Tales  circunstancias las han colocado en situaciones de desventaja y exclusión social, debido,   en gran parte, a que su condición de discapacidad, a juicio de la mayoría, se aleja de los estándares considerados “normales”.

 

De acuerdo al Censo 2010 realizado por el INEGI, existían en esa fecha 5 millones 739 mil 270 personas con discapacidad, lo que representaba el 5.1% de la población total.

 

En Sinaloa en el 2010 había 138 338 personas, entre niños y adultos, lo que sumado a la población indígena y otros segmentos culturalmente discriminados conforman un bloque mucho muy amplio de personas en condiciones de vulnerabilidad.

 

Optar por la inclusión parte del reconocimiento de la dignidad de las personas y por tanto del respeto a su libertad y su autodeterminación. En consecuencia, un aspecto central de esta perspectiva es el reconocimiento y restitución de los derechos plenos de la persona: a la vida, al trabajo, a la educación, a la salud.

 

¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros para contribuir al desarrollo de una cultura más incluyente?

  1. Reconocer que somos seres únicos, irrepetibles y valiosos al igual que las personas que nos rodean.

  2. Conocer nuestros derechos y respetarlos en los otros.

  3. Observar las posibilidades y no solo las debilidades.

  4. Brindar los apoyos necesarios para favorecer el acceso a la participación de las personas, en todos los ámbitos de la vida.

 

La inclusión no es sólo un discurso, debe ser una manera más humana de vivir

 y relacionarse con las demás personas.

 

Si usted tiene alguna duda o comentario sobre este u otros temas de educación, educación especial o inclusión escríbame al correo electrónico     victoralarcon@enees.edu.mx

 

Mtro. Víctor Manuel Alarcón Pérez

 

 

** La imagen que aparece al incio del artículo fue retomada de un sitio en inglés por lo la palabra inclusión no está acentuada.

Please reload

Featured Posts

LLEGARON LOS TITULOS GENERACIÓN 2012-2016

August 14, 2017

1/1
Please reload

Recent Posts

September 5, 2019