¿Y para los papás qué?

July 5, 2016

 

 

En una publicación anterior platicamos sobre los cursos y actividades de verano para los niños y jóvenes que ya han salido de vacaciones. Y en esta ocasión me quiero referir a los padres.

 

De manera muy común, en verano o durante el ciclo escolar, los padres de familia invierten mucho tiempo y dinero para brindar los apoyos necesarios para que los chicos puedan tener una escolaridad con éxitos.

 

A la mayoría de los alumnos que presentan alguna dificultan en la escuela, sea ésta relacionada con discapacidad, necesidades educativas especiales o problemas en la conducta, se les sugiere (y a veces hasta se les condiciona) asesorías para tareas, clases extra escolares, citas médicas con el neurólogo, con el psicólogo, actividades recreativas y artísticas, entre otras acciones, que refuercen el trabajo que se está haciendo para mejorar su desempeño escolar.

 

Este esfuerzo es muy importante, sin embargo hay una parte que de manera muy común queda en segundo plano, y es el trabajo con los padres, el trabajo personal que es igualmente o más importante para continuar aprendiendo a ser mejor persona y con ello, mejor padre de familia.

 

Cuando me llaman para solicitar una consulta para un niño o un joven, mi primer trabajo siempre es con los padres o al menos, ya que en la práctica he podido comprobar que el trabajar con los padres tiene un impacto directo en la situación del paciente en cuestión.

 

Quizá en otra ocasión platiquemos de el porqué de esto o cómo es que sucede así, por ahora quiero hacer una invitación a que los papás también aprovechemos el tiempo en que los chicos están en el curso de verano o las clases especiales, para dedicarnos un tiempo a nosotros, ya sea para el desarrollo personal, espiritual, el deporte o sencillamente la recreación.

 

En un entrenamiento que tuve recientemente sobre el trabajo con niños y adolescentes en alto riesgo, fue sorprendente como la mayoría de los casos revisados de niños y jóvenes en terapia, referían a que les gustaría que su papá o su mamá fuera más divertido o que hicieran cosas que antes hacían, esto se puede entender considerando la multiplicidad de actividades que realizamos en un día, las distancias que recorremos y el estrés que se puede generar para TODOS, sin importar sin son adultos o menores, de ahí que este verano puede ser la oportunidad de hacer eso que no podemos hacer en una semana normal o darse ese placer que siempre ha deseado.

 

Créame, si usted está bien y se siente bien, los suyos seguramente también lo estarán.

 

Para cualquier duda o comentario puede enviarme un correo a victoralarcon@enees.edu.mx

 

 

Please reload

Featured Posts

LLEGARON LOS TITULOS GENERACIÓN 2012-2016

August 14, 2017

1/1
Please reload

Recent Posts

September 5, 2019

Please reload

Archive